Artículos de Interés

LA FISCALÍA GENERAL DEL ESTADO COLABORARÁ CON LA ONC PARA FRENAR LOS ATAQUES EN RRSS AL COLECTIVO DE CAZADORES

La Oficina Nacional de la Caza, la Conservación y el Desarrollo Rural(ONC) y la Fiscalía General del Estado (FGE) han acordado comenzar a trabajar de manera conjunta para intentar frenar, en la medida de lo posible, los graves ataques que está recibiendo el colectivo de cazadores a través de las Redes Sociales.

La ONC comenzó a trabajar hace meses para abordar este problema, que considera de extrema gravedad ante la escalada de violencia que se está registrando en diversos ámbitos. Así, hace dos meses interpuso sendas denuncias contra dos perfiles de Facebook -uno de los cuales está siendo investigado  por la unidad de delitos telemáticos con el fin de identificar al individuo que se encuentra detrás- por insultos dentro de la página web de la propia entidad. A todo ello se suma la denuncia interpuesta el miércoles en Mérida contra el individuo que a través de Facebook deseó la muerte a dos menores que habían posado con un trofeo de caza.

Eventualmente, ante la sensación de impunidad, la ONC contactó con la Fiscalía General del Estado para mostrar su preocupación por unos hechos que entran de lleno en el ámbito de la mínimaconvivencia social.  En el encuentro mantenido ayer, la FGE ha admitido que comparte esa preocupación, tal y como ha reproducido en su memoria anual, y ha mostrado su disposición para trabajar e intentar frenar estas situaciones con los tipos legales que actualmente existen.

En concreto, estos ataques en redes sociales se podrían tipificar, según su gravedad, como delitos de injurias y calumnias; vejaciones, coacciones y amenazas; e incluso dentro del delito de odio como empieza  a interpretar la doctrina.  En todo caso, la actuación de oficio de la Fiscalía resulta en muchos casos  complicada ya que, por ejemplo, en el primer tipo, únicamente estaría legitimado para actuar la persona injuriada.

No obstante, y a pesar de la opinión doctrinal al respecto, hay que tener en cuenta que actualmente los delitos de odio están definidos de una manera “numerus clausus” que dificulta, aunque no imposibilita, el encaje de las inquinas públicas hacia el colectivo de  cazadores en el tipo penal. 

En dicho sentido, la ONC ha solicitado que desde la Fiscalía se impulse una modificación del Código Penal que permita –ante la evidencia de lo que está ocurriendo en las Redes Sociales- que los ataques contra colectivos determinados, como el de los cazadores, pueda encontrar acomodo en la reiterada tipificación.

La medida será estudiada por la Fiscalía. Sí podría encontrar  acomodo, dentro del delito de odio, con el agravante de motivo ideológico, cualquier conducta punible que viniera de algún miembro de PACMA, ya que es el propio partido político el que ha trasladado la caza al plano de la ideología (tal y como contempla el tipo penal), al encontrarse dentro de su programa político su abolición. 

Por último, la ONC ha solicitado la actuación de oficio de la fiscalía del menor, en el ámbito de la Ley que lo protege, cuando las víctimas de las agresiones sean menores de edad, algo que no ha dudado la FGE. 

Lamentable ataque a cazadores en San Julián de Banzo

Una acción cinegética celebrada en Huesca el pasado 14 de enero por rehaleros socios de ARRECAL sufrió un lamentable ataque que demuestra, una vez más, la actitud de algunos con respecto a la caza. Sobre todo si tenemos en cuenta que se trata de jornadas organizadas, entre otras cosas, para evitar más daños a los agricultores de la zona.

En concreto la cacería tuvo lugar en el término municipal de San Julián de Banzo y disponía de permiso para cazar la reserva. Aparcada la camioneta en una explanada del camino que va a la ermita de San Martín de la Val D'onsera, se señalizaron correctamente todos los caminos que entraban en la zona de caza. La jornada duró entre las 9.45 y las 16.30.

Fue en ese momento cuando los cazadores se encontraron un carro con 2 ruedas pinchadas y otro carro con una rueda pinchada con varias rajas producidas, probablemente, por una navaja. Sólo la solidaridad de los compañeros cazadores permitió a los afectados conseguir las ruedas necesarias para poder salir del monte en busca de los perros que faltaban. Finalmente, el incidente obligó a los cazadores a prolongar la ya larga jornada hasta las 23.00 horas.

Es necesario recordar que esas cacerías son imprescindibles para evitar daños en la agricultura. Tanto es así que los agricultores de esa zona han llegado a resembrar en hasta 3 ocasiones sus terrenos anexos. Esto hace que el ataque sea, si cabe, aún más incomprensible.

LA ONC DENUNCIA A UN ANIMALISTA QUE DESEÓ EN FACEBOOK LA MUERTE DE DOS NIÑOS POR POSAR CON UN TROFEO DE CAZA

La Oficina Nacional de la Caza, la Conservación y el Desarrollo Rural (ONC) se ha personado esta mañana para denunciar ante la policía al individuo que, declarándose animalista, a través de su perfil en Facebook anheló la muerte de dos menores, simplemente por aparecer en una fotografía junto a un jabalí. La denuncia se ha interpuesto en Mérida, junto a la madre de los menores, única legitimada, además del Fiscal del Menor, para iniciar el litigio. En concreto, el denunciado escribió: “Me encantaría ke los dos niñatos fueran los ke estuvieran ahí muertos en vez de los animales”.

La ONC ya trasladó en su día su preocupación por  casos similares a la Fiscalía General del Estado. Institución con la que seguirá trabajando en este ámbito, y ante la  que denunciará los casos en los cuales comentarios como el referido, que rebasan todos los límites admisibles, pudieran encontrarse dentro de los varios tipos punibles al respecto, contemplados en el código penal. Unas conductas, como no  podía  ser  de  otra manera, ya perseguidas por la Justicia española. La cual, en su momento, ordenó la detención de dos personas por desear la muerte a Adrián, un menor enfermo de cáncer que había hecho público su deseo de llegar a ser torero.

La ONC ya puso en manos de un tribunal un caso de injurias y calumnias ocurrido a finales de 2016 en su propia página web  y tiene otro sometido a investigación ante la  dirección de la guardia civil correspondiente.

La ONC considera de especial gravedad los violentos ataques que desde los sectores animalistas más radicales se realizan contra la convivencia. Ataques que destilan y provocan odio y que podrían tener consecuencias muy graves, pues muchos incitan directamente a la comisión de delitos. Por todo ello, en una labor callada, intensa, pero regular, viene trabajando vehementemente ante los foros correspondientes con el fin de erradicar o minimizar hechos como los ocurridos.  

En todo caso, la ONC lamenta profundamente que la intolerancia y la extrema violencia del movimiento animalista se manifiesten centrando su inquina en dos menores de edad que, no lo olvidemos, aparecen en una imagen absolutamente legal y legítima. 

La ONC insta a  todas las administraciones públicas con responsabilidad en la prevención de hechos como el denunciado que actúen, sin demora, ante la escalada de violencia que se está registrando por parte de los integrantes del movimiento animalista en los últimos meses y que se ha concretado en sucesos como la agresión física a un galguero, el ataque, también con agresiones, al Gerente del Circo Quirós de Madrid, y las archiconocidas e instigadoras ofensas en redes sociales a colectivos legítimos, ciudadanos en general y menores de edad en particular. 

Por lo tanto, para la Oficina Nacional de la Caza ha llegado el momento de que tanto las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado como la Fiscalía General del Estado, El Defensor del Pueblo, del Menor, los Juzgados y Tribunales  correspondientes, así como cualquier administración o foro con responsabilidad en el castigo o prevención de hechos como el denunciado, actúen de oficio ante este tipo de situaciones. 

La ONC pide la dimisión de la directora ejecutiva de SEO / BIRDLIFE por su deriva radical

La Oficina Nacional de la Caza, la Conservación y el Desarrollo Rural (ONC) considera que es imprescindible la dimisión o, en su caso, cese inmediato de la directora ejecutiva de SEO / Birdlife, Asunción Ruiz, por ser la máxima responsable de la deriva radical que ha tomado esta entidad en los últimos años y que se concreta, entre otras cosas, en sus continuos ataques al sector de la caza.

La ONC cree que la historia de esta entidad ecologista no es compatible con el camino emprendido, que ha hecho que SEO haya dejado a un lado los criterios científicos y técnicos de los que siempre había presumido para, simplemente, dejarse llevar por una corriente radical animalista que provoca continuos enfrentamientos con otros sectores y que está acabando con su credibilidad. Esto es aún más grave en el caso de una organización que, como SEO, fue fundada por cazadores y que a día de hoy no responde a los principios con los que nació.

Por eso, la ONC está convencida de que ha llegado el momento de que la directora ejecutiva de SEO de un paso atrás y presente su dimisión, permitiendo que la entidad retome la senda de la lógica, de la apuesta por el consenso y de la defensa de la conservación de la naturaleza desde una visión global. En caso de que Asunción Ruiz no dé este paso, la ONC pide a los socios de la entidad que tomen cartas en el asunto de manera inmediata, ya que se está poniendo en grave riesgo la habitual colaboración del sector cinegético con diferentes miembros de SEO.

En cuanto a los hechos que justifican esta petición de la ONC, hay que recordar que en los últimos años son varios los casos en los que SEO no ha aplicado esos criterios científicos de los que siempre presume. Más bien al contrario, ha lanzado conclusiones que tienen como objetivo confundir a una sociedad alejada de la realidad de la gestión del medio natural, donde los cazadores y gestores cinegéticos tienen un papel clave en la Conservación de la Naturaleza.

Algunos de los casos más importantes son:

  • Lanzamiento de una encuesta claramente sesgada que pone en cuestión si la caza es compatible con la conservación, dogma ya aprobado por entidades como la Comisión Europea y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, además de otras entidades del ámbito científico y universitario.
  • Mala gestión de la Oficina de Anillamiento. Ante el lamentable funcionamiento de esta entidad, la propia ONC está remitiendo al centro europeo de anillamiento científico (EURING) toda la información de las anillas de aves recuperadas por cazadores.
  • Elaboración del informe “Evaluación del concepto ‘Pequeñas Cantidades’ y demanda de aves para silvestrismo en relación a la aplicación de las excepciones contempladas en la Directiva 79/409/CEE, de Aves“, un documento subvencionado cuyas conclusiones fueron desmentidas por dos profesores de la Universidad de Málaga. Estos profesores aseveraron que “se ha infravalorado el tamaño poblacional de todas las aves en el territorio de España”, y se hizo con el único objetivo de atacar al silvestrismo.
  • SEO se integró en 2015 en la plataforma contra la ley de caza de Castilla-La Mancha, con lo que se convirtió en corresponsable de los comunicados llenos de falsedades y altamente demagógicos lanzados por esta plataforma (como decir que “la ley permitirá cazar perros y gatos de cualquier persona”) sin que se produjera rectificación alguna por parte de esta entidad.
  • Defensa de la prohibición de la caza en los Parques Nacionales a pesar de ser conscientes de que en estos espacios es imprescindible el control de ungulados.
  • Manipulación de las conclusiones de la Convención de Quito asegurando que se había aprobado la prohibición del plomo en las municiones y que se aplicaría en tres años… cuando esa era su propuesta y lo que se aprobó era simplemente una recomendación.

La ONC confía en que los socios de SEO sean conscientes de la gravedad de este asunto y de las consecuencias que puede tener para la organización seguir por ese camino.

SEO EMPRENDE UNA CAMPAÑA ANTICAZA DE NULO RIGOR Y SIN CARÁCTER CIENTÍFICO

 
La Oficina Nacional de la Caza, la Conservación y el Desarrollo Rural (ONC) lamenta que SEO Birdlife haya dado un paso más en su campaña anticaza con el lanzamiento de una encuesta de nulo rigor y sin ese carácter científico del que suele presumir esa entidad. Así, SEO ha perdido una gran oportunidad para abrir un debate real sobre la caza en España. Por el contrario, la encuesta que ha lanzado a través de su web se basa en cuestionar si la caza es compatible con la conservación, un debate que en 2016 debería estar superado una vez que entidades como la Comisión Europea y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza ya se han pronunciado a favor de la caza como herramienta de conservación. 
 
SEO ha anunciado a bombo y platillo la apertura de lo que denominan “proceso participativo”. Una suerte de encuesta breve, con preguntas capciosas, cargada de apriorismos y que trata de auto legitimar su cuestionable labor en España. Y es que el sondeo está cargado de demagogia simplista. Tanto que en esa misma línea se podría incluir una pregunta sobre si es razonable seguir dando ayudas millonarias a las entidades autodenominadas animalistas mientras millones de personas pasan hambre en el mundo. Simple y pura demagogia. 

Ciertamente, la forma en la que están planteadas la mayoría de las preguntas, como el enorme peso que se le da un informe supuestamente científico de SEO y a sus conclusiones anticaza, configuran una encuesta sin las mínimas bases estadísticas ni técnicas, aparentemente conducida hacia unos resultados  concretos y que, una vez más, busca el enfrentamiento entre sectores. Es por ello que su resultado no tendrá ninguna relevancia más allá de justificar la postura anticaza que viene manteniendo SEO en los  últimos años.  

Esa postura, apoyada en una falta de rigor disfrazada de pseudociencia, no es algo nuevo. Ya en 2015 se destapó el conocido como ‘silvestrazo’, un estudio crítico con esta actividad por el que SEO cobró 60.000 euros de fondos públicos y cuya falsedad fue demostrada por dos profesores de la Universidad de Málaga.

Para la Oficina Nacional de la Caza se trata simplemente de un paso más en la radicalización anticaza de una entidad que –no lo podemos olvidar- fue fundada por cazadores. Pero para conocer el campo hay que estar en el campo, y es muy difícil hablar con propiedad de la caza y del mundo rural desde entornos urbanitas, que es donde ahora se mueve SEO. 

La caza es una actividad que a día de hoy es más necesaria que nunca para, entre otras cosas, gestionar adecuadamente poblaciones silvestres, ya que vemos problemas en entornos urbanos con especies como el jabalí, el lobo y el meloncillo a los que las entidades ecologistas no ofrecen soluciones viables y realistas. La caza es actualmente una herramienta de gestión insustituible e imprescindible para garantizar el equilibrio de los ecosistemas y la adecuada conservación de nuestro medio. Un ejemplo claro es la recuperación del lince ibérico, un proyecto al que se han destinado en España cantidades millonarias y que únicamente ha funcionado allí donde se ha implicado la gestión cinegética y los cotos de caza. 

La ONC está dispuesta a participar en un debate plural, abierto, real y realista sobre el sector cinegético cuando sea necesario, algo que, desde luego, no se produce en este caso. Por todo ello la ONC reclama la apertura de un debate sobre el papel de la caza en España que busque sumar y no dividir, que busque el consenso en lugar del enfrentamiento y la imposición. Un debate, en suma, muy alejado de procesos participativos manipulados cuyo resultado es más que previsible antes incluso de que se inicie.
Banner03