Artículos de Interés

LA ONC DENUNCIA ANTE LA FISCALÍA A UN INDIVIDUO QUE INCITABA A DENUNCIAR FALSAMENTE A LOS CAZADORES

La Oficina Nacional de la Caza, la Conservación y el Desarrollo Rural (ONC) ha denunciado ante la Fiscalía al autor de los comentarios vertidos en Facebook que incitaban a denunciar falsamente a los cazadores.

En concreto, esta persona, que responde a las iniciales de G. C. P., explicaba: “A los cazadores se les gana denunciándolos. Cuando veáis uno pegando tiros, os inventáis que os ha encañonado y veréis como le piden hasta la tarjeta del maxidescuento”.

LA ONC DENUNCIARÁ A PACMA POR UTILIZAR EL ASESINATO DE DOS AGENTES RURALES PARA CRIMINALIZAR AL SECTOR DE LA CAZA

La Oficina Nacional de la Caza, la Conservación y el Desarrollo Rural (ONC) ha puesto en manos de sus servicios jurídicos los viles comentariosvertidos por el Partido Animalista PACMA a raíz del trágico asesinato de dos agentes rurales este fin de semana en Cataluña a manos de un individuo. 
En primer lugar, la ONC lamenta este terrible suceso, y quiere transmitir, de nuevo, su más sentido pésame a las familias y al esforzado conjunto de agentes rurales.
Los cazadores están especialmente consternados por la muerte de los dos agentes rurales, un colectivo con el que trabajan y colaboran habitualmente y que –al igual que ellos- es parte esencial de la actividad en el mundo rural. Además, hoy se han producido concentraciones de repulsa en diversas sedes. En la imagen podemos ver la de Valladolid, a la que se han sumado representantes de la ONC y de ARRECAL.
Para la ONC resulta lamentable que haya un partido político, PACMA, que en vez de enviar un pésame, manteniendo el mínimo decoro ante el dolor de las familias con el preceptivo educado y humano silencio, intente aprovechar el luctuoso suceso para gritar violentamente en sus RRSS y criminalizar, cargados de odio ideológico, al conjunto del sector cinegético. En concreto, en su perfil de Facebook esta entidad afirma que es “habitual” que los cazadores amenacen con el arma a los agentes rurales, que “son múltiples los casos de cazadores responsables de agresiones y asesinatos, también hacia personas” y que “el que es cruel y violento con los animales, suele acabar siéndolo con las personas”. Como colofón de este razonamiento vacío PACMA “propone la prohibición total de la caza”.
Sinceramente no encontramos adjetivos para calificar la actuación de PACMA. Entendemos que su regular alarde de desconocimiento en cuestiones veterinarias y de zoología, que deberían dominar, resulta inversamente proporcional a su capacidad de utilizar un discurso riguroso sobre las personas que no comparten su ideología. 
La Oficina Nacional de la Caza, la Conservación y el Desarrollo Rural considera muy graves estas calumniosas acusaciones que señalan al colectivo de cazadores como personas agresivas y con tendencias asesinas, por lo que se ha puesto manos a la obra para interponer la denuncia correspondiente.

LA FISCALÍA GENERAL DEL ESTADO COLABORARÁ CON LA ONC PARA FRENAR LOS ATAQUES EN RRSS AL COLECTIVO DE CAZADORES

La Oficina Nacional de la Caza, la Conservación y el Desarrollo Rural(ONC) y la Fiscalía General del Estado (FGE) han acordado comenzar a trabajar de manera conjunta para intentar frenar, en la medida de lo posible, los graves ataques que está recibiendo el colectivo de cazadores a través de las Redes Sociales.

La ONC comenzó a trabajar hace meses para abordar este problema, que considera de extrema gravedad ante la escalada de violencia que se está registrando en diversos ámbitos. Así, hace dos meses interpuso sendas denuncias contra dos perfiles de Facebook -uno de los cuales está siendo investigado  por la unidad de delitos telemáticos con el fin de identificar al individuo que se encuentra detrás- por insultos dentro de la página web de la propia entidad. A todo ello se suma la denuncia interpuesta el miércoles en Mérida contra el individuo que a través de Facebook deseó la muerte a dos menores que habían posado con un trofeo de caza.

Eventualmente, ante la sensación de impunidad, la ONC contactó con la Fiscalía General del Estado para mostrar su preocupación por unos hechos que entran de lleno en el ámbito de la mínimaconvivencia social.  En el encuentro mantenido ayer, la FGE ha admitido que comparte esa preocupación, tal y como ha reproducido en su memoria anual, y ha mostrado su disposición para trabajar e intentar frenar estas situaciones con los tipos legales que actualmente existen.

En concreto, estos ataques en redes sociales se podrían tipificar, según su gravedad, como delitos de injurias y calumnias; vejaciones, coacciones y amenazas; e incluso dentro del delito de odio como empieza  a interpretar la doctrina.  En todo caso, la actuación de oficio de la Fiscalía resulta en muchos casos  complicada ya que, por ejemplo, en el primer tipo, únicamente estaría legitimado para actuar la persona injuriada.

No obstante, y a pesar de la opinión doctrinal al respecto, hay que tener en cuenta que actualmente los delitos de odio están definidos de una manera “numerus clausus” que dificulta, aunque no imposibilita, el encaje de las inquinas públicas hacia el colectivo de  cazadores en el tipo penal. 

En dicho sentido, la ONC ha solicitado que desde la Fiscalía se impulse una modificación del Código Penal que permita –ante la evidencia de lo que está ocurriendo en las Redes Sociales- que los ataques contra colectivos determinados, como el de los cazadores, pueda encontrar acomodo en la reiterada tipificación.

La medida será estudiada por la Fiscalía. Sí podría encontrar  acomodo, dentro del delito de odio, con el agravante de motivo ideológico, cualquier conducta punible que viniera de algún miembro de PACMA, ya que es el propio partido político el que ha trasladado la caza al plano de la ideología (tal y como contempla el tipo penal), al encontrarse dentro de su programa político su abolición. 

Por último, la ONC ha solicitado la actuación de oficio de la fiscalía del menor, en el ámbito de la Ley que lo protege, cuando las víctimas de las agresiones sean menores de edad, algo que no ha dudado la FGE. 

Lamentable ataque a cazadores en San Julián de Banzo

Una acción cinegética celebrada en Huesca el pasado 14 de enero por rehaleros socios de ARRECAL sufrió un lamentable ataque que demuestra, una vez más, la actitud de algunos con respecto a la caza. Sobre todo si tenemos en cuenta que se trata de jornadas organizadas, entre otras cosas, para evitar más daños a los agricultores de la zona.

En concreto la cacería tuvo lugar en el término municipal de San Julián de Banzo y disponía de permiso para cazar la reserva. Aparcada la camioneta en una explanada del camino que va a la ermita de San Martín de la Val D'onsera, se señalizaron correctamente todos los caminos que entraban en la zona de caza. La jornada duró entre las 9.45 y las 16.30.

Fue en ese momento cuando los cazadores se encontraron un carro con 2 ruedas pinchadas y otro carro con una rueda pinchada con varias rajas producidas, probablemente, por una navaja. Sólo la solidaridad de los compañeros cazadores permitió a los afectados conseguir las ruedas necesarias para poder salir del monte en busca de los perros que faltaban. Finalmente, el incidente obligó a los cazadores a prolongar la ya larga jornada hasta las 23.00 horas.

Es necesario recordar que esas cacerías son imprescindibles para evitar daños en la agricultura. Tanto es así que los agricultores de esa zona han llegado a resembrar en hasta 3 ocasiones sus terrenos anexos. Esto hace que el ataque sea, si cabe, aún más incomprensible.

LA ONC DENUNCIA A UN ANIMALISTA QUE DESEÓ EN FACEBOOK LA MUERTE DE DOS NIÑOS POR POSAR CON UN TROFEO DE CAZA

La Oficina Nacional de la Caza, la Conservación y el Desarrollo Rural (ONC) se ha personado esta mañana para denunciar ante la policía al individuo que, declarándose animalista, a través de su perfil en Facebook anheló la muerte de dos menores, simplemente por aparecer en una fotografía junto a un jabalí. La denuncia se ha interpuesto en Mérida, junto a la madre de los menores, única legitimada, además del Fiscal del Menor, para iniciar el litigio. En concreto, el denunciado escribió: “Me encantaría ke los dos niñatos fueran los ke estuvieran ahí muertos en vez de los animales”.

La ONC ya trasladó en su día su preocupación por  casos similares a la Fiscalía General del Estado. Institución con la que seguirá trabajando en este ámbito, y ante la  que denunciará los casos en los cuales comentarios como el referido, que rebasan todos los límites admisibles, pudieran encontrarse dentro de los varios tipos punibles al respecto, contemplados en el código penal. Unas conductas, como no  podía  ser  de  otra manera, ya perseguidas por la Justicia española. La cual, en su momento, ordenó la detención de dos personas por desear la muerte a Adrián, un menor enfermo de cáncer que había hecho público su deseo de llegar a ser torero.

La ONC ya puso en manos de un tribunal un caso de injurias y calumnias ocurrido a finales de 2016 en su propia página web  y tiene otro sometido a investigación ante la  dirección de la guardia civil correspondiente.

La ONC considera de especial gravedad los violentos ataques que desde los sectores animalistas más radicales se realizan contra la convivencia. Ataques que destilan y provocan odio y que podrían tener consecuencias muy graves, pues muchos incitan directamente a la comisión de delitos. Por todo ello, en una labor callada, intensa, pero regular, viene trabajando vehementemente ante los foros correspondientes con el fin de erradicar o minimizar hechos como los ocurridos.  

En todo caso, la ONC lamenta profundamente que la intolerancia y la extrema violencia del movimiento animalista se manifiesten centrando su inquina en dos menores de edad que, no lo olvidemos, aparecen en una imagen absolutamente legal y legítima. 

La ONC insta a  todas las administraciones públicas con responsabilidad en la prevención de hechos como el denunciado que actúen, sin demora, ante la escalada de violencia que se está registrando por parte de los integrantes del movimiento animalista en los últimos meses y que se ha concretado en sucesos como la agresión física a un galguero, el ataque, también con agresiones, al Gerente del Circo Quirós de Madrid, y las archiconocidas e instigadoras ofensas en redes sociales a colectivos legítimos, ciudadanos en general y menores de edad en particular. 

Por lo tanto, para la Oficina Nacional de la Caza ha llegado el momento de que tanto las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado como la Fiscalía General del Estado, El Defensor del Pueblo, del Menor, los Juzgados y Tribunales  correspondientes, así como cualquier administración o foro con responsabilidad en el castigo o prevención de hechos como el denunciado, actúen de oficio ante este tipo de situaciones. 

Banner03