Artículos de Interés

DECLARACION DE TITULAR DE LA REHALA QUE NO RECIBE INGRESO

DECLARACIÓN DE TITULAR DE LA REHALA QUE NO RECIBE INGRESO ALGUNO POR SU PARTICIPACIÓN EN UNA CACERÍA

 

 

D. ________________________________________, con domicilio en calle ___________________________ de _____________________ y con DNI _______________, como propietario o responsable de la rehala ___________________ con nº núcleo zoológico ________________________

 

Ante mi participación en la cacería (montería, batida o gancho) que se va a celebrar hoy día ______ del de 201__, en la finca ______________________número de coto ____/_____________ cuyo organizador es D. _______________________________________________

DECLARO

 

  1. Que la participación de mi rehala en la actividad cinegética se realizará sin ánimo de lucro con carácter meramente deportivo y de ocio, no percibiendo por ello retribución económica alguna ni en dinero ni en especie.
  2. Dispongo de todos los requisitos legales necesarios para la actividad de rehala (higiénico-sanitarios, desinfección, licencia de rehala -en su caso-, un seguro de accidentes por daños propios como cazador -en su caso-  y un seguro de responsabilidad civil de mi rehala por un importe de 600.000 €)

 

Lo que firmo en _________________________a ____ de _________________ de 201__

 

 

Fdo.:___________________ _                        Recibí: __________________

 

          Titular de la Rehala                               Titular del coto u organizador

DECLARACION DE TITULAR DE LA REHALA PARA EL ORGANIZADOR

DECLARACIÓN DE TITULAR DE LA REHALA PARA EL ORGANIZADOR

 

D. ________________________________________, con domicilio en calle ___________________________ de _____________________ y con DNI _______________, actuando en nombre propio o en nombre y representación de la empresa ___________________________, con CIF: ____________ PROPIETARIO DE REHALA.

DECLARO

Que ante mi participación en la cacería a celebrar en la finca ________________ el día ___ de _______________ de 201__, además de cumplir con todos los requisitos legales (higiénicos-sanitarios, desinfección, sanitarios y disponer de licencia de rehala y un seguro de responsabilidad civil),

CUMPLO CON UNA DE LAS OPCIONES MARCADAS A CONTINUACION (marcar con una cruz la que proceda y si lleva podenquero rellenar también segundo bloque))

BLOQUE 1.- REHALERO

 

 

 

1.- NO SUPERO EL SALARIO MÍNIMO INTERPROFESIONAL**. (752,85 € de Ingresos Netos mensuales)

Que como propietario de la(s) rehala(s) que participarán la cacería, declaro que durante el presente mes de __________________ NO voy a superar ingresos por el valor del salario mínimo interprofesional (750,82 € NETOS mensuales), razón por la cual en base al artículo 2.1 y 2.2 del Real Decreto 2530/1970 de 28 de agosto, regulador del Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia en las actividades estacionales o de temporada, no concurre en mi caso la “Habitualidad” y por ello me encuentro excluido del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

 

 

 

2.- SÍ SUPERO EL SALARIO MÍNIMO INTERPROFESIONAL. (752,85 € de Ingresos Netos mensuales

Que como propietario de la(s) rehala(s) que participarán la cacería, declaro que durante el presente mes de __________________ voy a superar ingresos por el valor del salario mínimo interprofesional (750,82 € NETOS mensuales), razón por la cual estoy dado de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos., para lo cual entrego copia del alta adjuntándola a la presente declaración.

 

BLOQUE 2.- REHALERO ACOMPAÑADO DE PODENQUERO (además del rehalero va al menos un acompañante)

 

Además, a la presente cacería me acompañan un acompañante-podenquero, en tal caso, cumplo alguno de los requisitos siguientes (marcar una de estas opciones sólo en el caso de que el rehalero lleve acompañante)

 

 

 

A.- El podenquero que me acompaña no percibe retribución alguna, es familiar mío de hasta segundo grado, con lo cual concurre lo descrito en la Ley General de la Seguridad Social de “trabajo por amistad, benevolencia o buena vecindad”, por lo que no es necesario su(s) alta(s) en el régimen de la Seguridad Social

 

 

 

B.- El podenquero que me acompaña no recibe retribución alguna por lo que no está obligado a cumplir con sus obligaciones de trabajador por cuenta ajena y por ello no es necesario su inscripción en régimen alguno de la Seguridad Social

 

 

 

C.- El podenquero no es familiar mío y sí cobra una retribución, razón por la cual está dado de alta en el régimen general de la Seguridad Social como trabajador por cuenta ajena. En este caso, si he marcado la opción 1 de que no supero el SMI, no estoy dado de alta como autónomo pero tengo un código de cotización (inscrito como empresario en la Tesorería General de la Seguridad Social) necesario para realizar el contrato al podenquero (Entrego copia al organizador del alta como empresario y del contrato del podenquero). En el caso de ser autónomo (opción 2), entrego copia al organizador del alta de autónomo y el alta del podenquero.

 

Lo que firmo en ________________________a ____ de _______________ de 201__

 

 

Fdo. __________________                                                       Recibí: ___________________

 

      Titular de la Rehala                                                               Titular del coto u organizador 

TESIS PRESENTADA POR ARRECAL III

2- Limitación de las responsabilidades.

        Dentro de este ámbito nos vamos a encontrar con rehalas que por no llegar al cómputo anual del SMI no van a estar obligadas a estar dadas de alta en la Seguridad Social, y otras que al sobrepasarlo sí que lo van a estar.

        La realidad nos va a decir que cuando un organizador de monteria que sea empresa decida seleccionar las rehalas que en su caceria van a participar, van a exigir a todas que estén dadas de alta en la seguridad social, puesto que su desconfianza sobre la veracidad de la afirmación de no estar obligado a estar dado de alta, puede hacerle sentir responsable de las irregularidades que pudiera estar cometiendo la rehala.

       Ello con el tiempo provocará que dichas rehalas al verse vetadas en la participación de muchas monterias tengan que ir poco a poco desapareciendo.

       Es por ello por lo que consideramos necesario dotar a esta regulación de un mecanismo que salvaguarde el derecho de estas rehalas a poder participar en este tipo de monterias, y para ello entendemos necesario dar validez por parte de la Administración a la utilización de una declaración jurada o responsable por parte del titular y /o acompañantes de la misma para aquellos participantes que no cumplan los requisitos establecidos para tenerse que dar de alta en la Seguridad Social, y que por medio de dicho documento quede salvaguardada la responsabilidad de quienes le contratan.

      A partir de dichas declaraciones juradas o responsables, sería posible incluso la creación de un registro especial de rehaleros, cuya inscripción sería obligatoria para todo aquel rehalero que realice dicha actividad sin habitualidad, con unos ingresos inferiores al SMI y que no constituya su medio fundamental de vida, con la aportación de datos de filiación, documentación acreditativa de su medio fundamental de vida y declaración responsable de no percibir cantidades superiores al SMI por la actividad de rehala, con lo que se facilitaría a la Inspección una base de datos suficiente para el desarrollo de su labor inspectora al verificar si los rehaleros inscritos reunen los requisitos legales para quedar excluidos del Régimen de la Seguridad Social, estando obligado al alta en el Régimen de Seguridad Social correspondiente aquellos rehaleros que no formalicen su alta en dicho registro.

    Entendemos viable dar base a esta legislación en base al art 42 del estatuto de los trabajadores, a los  artículos 104.1 y 127.1.1 LGSS/94, así como a la interpretación de D. Fernando Salinas Molina, magistrado de la Sala IV del Tribunal Supremo, en su artículo sobre contratas y subcontratas y su jurisprudencia unificadora , publicado en la revista del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

 

 

TESIS PRESENTADA POR ARRECAL II

1 - Reconocimiento previo del carácter deportivo  y ocioso 

 

          Solicitamos de la Administración el reconocimiento expreso de la prevalencia salvo prueba en contrario de la premisa del  carácter deportivo, ocioso, voluntario y gratuito de la actividad realizada tanto por el titular de la rehala como de los acompañantes de la misma, y por ello no sujeto a ningún tipo de legislación laboral.

          Al igual que dentro de cualquier actividad empresarial se presupone que cuando hay una persona desempeñando una labor directamente se le debe aplicar la legislación laboral, sin necesidad de comprobar si esa labor está siendo retribuida o no puesto que se da por hecho; en esta actividad, la caza, ni puede ni debe aplicarse esa presunción ya que por filosofía y orígenes esta actividad no ha sido una actividad económica, sino deportiva, ejercida por ocio y sin ningún tipo de retribución, y así continua siendo en muchos de los casos, que muchas personas realizan en su tiempo libre por voluntad propia y sin ningún tipo de contraprestación. Por ello aunque en determinados casos haya que encuadrarla en algún régimen de la seguridad social al haberse convertido en actividad económica, ello no puede aplicarse automáticamente, sin haber habido una comprobación previa.

       Estatuto de los Trabajadores art.1

 

 

TESIS PRESENTADA POR ARRECAL

INTRODUCCION

 

 

            La actividad con rehala en todo el ámbito nacional es grande y variada como corresponde a un país con tanta diversidad como el nuestro.

Prácticamente en toda su extensión se realiza la caza mayor en batida o montería con el auxilio de perros que van guiados por un perrero para levantar las piezas y que otros cazadores apostados en lugares fijos puedan dispararlas. 

Todo este conjunto de perros, perreros y puestos completan el conjunto de la cacería. Según la historia y tradición hay lugares donde los perros pueden ser  aportados entre todos los miembros de la cuadrilla  y lugares o costumbres donde puede haber alguien especialmente encargado para ello, según el dictado de la afición de cada uno.

En aquellos lugares donde uno de ellos se ocupa de los perros puede ser compensado por el resto de los compañeros por los gastos ocasionados por el mantenimiento de los mismos, aunque no siempre es asi.

Hay tradiciones donde el dueño y guía de los perros paga al igual que el resto de los cazadores una cantidad para poder cazar, al igual que aquellos que disparan, como en las originarias de Cantabria y Asturias, y allí donde este tipo de cuadrillas se desplaza para ejercer su afición aunque sea más lejos de sus límites, tales como León, Palencia, ya que debido a la evolución de transporte cada dia resulta más facil la movilidad, sin perder las costumbres.

En otras ocasiones son un grupo de amigos quienes se ocupan de aportar los perros, ocupando alternativamente entre ellos las labores de guía y de disparo. 

 En otras el dueño y guía de los perros es efectivametne recompensado por su labor. Y en otras la caza por desgracia se ha comercializado de tal forma que le persona responsable de los perros se ve inmersa en un maremágnum de economía.

Nuestra intención es ayudar y colaborar en la regularización sin que resulte dañado el caracter ocioso y deportivo que siempre ha tenido al caza.

        

 

 

Banner03