Artículos de Interés

IDENTIFICACION CANINA Y PERROS PELIGROSOS

En muchas ocasiones nos llegan consultas sobre IDENTIFICACIÓN CANINA Y TENENCIA DE RAZAS DE PERROS PELIGROSOS, creemos que la aclaración que a continuación exponemos, debe servir para aclarar de una vez dichas preguntas.

De acuerdo a la Orden, en Castilla y León, se establecen las Condiciones de identificación obligatoria de los animales de la especie canina

Artículo 6.º– Identificación obligatoria.

1.– Todo perro deberá estar identificado por procedimiento electrónico en el plazo máximo de 3 meses desde su nacimiento o primera adquisición.

No obstante, los definidos como potencialmente peligrosos deberán estar identificados antes de su primera adquisición.

2.– El responsable de la identificación será el propietario o poseedor.

3.– Los elementos que constituyen la identificación obligatoria son los siguientes:

a.–Traspondedor o microchip conforme a la norma ISO 11784 que debe ser leído por un transceptor conforme a la norma ISO 11785.

b.– Tarjeta identificativa emitida por la aplicación informática SIACYL en la que figuren los datos contenidos en el Anexo III.

Artículo 7.º– Procedimiento de Identificación.

1.– El microchip se implantará, en condiciones de asepsia, por vía subcutánea en el lado izquierdo del cuello del animal o en la zona de la cruz, entre los hombros, cuando no sea posible la opción anterior.

2.– Los Veterinarios que realicen la identificación estarán obligados a introducir los datos referidos en el artículo 4 apartado 3 en el plazo de 72 horas en la aplicación informática SIACYL, que emitirá la correspondiente tarjeta identificativa que será remitida al propietario del animal.

Artículo 8.º– Obligaciones de los propietarios.

Los propietarios de animales de la especie canina estarán obligados a:

1.– Identificar a los animales conforme a lo dispuesto en esta Orden.

2.– Censarlos en el Ayuntamiento del lugar donde vivan habitualmente los animales dentro de los tres meses siguientes a la fecha de su nacimiento.

3.– En el caso de propietarios de perros potencialmente peligrosos, deberán obtener, previa a su tenencia, la licencia administrativa referida en el artículo 3 del Real Decreto 287/2002, de 22 de marzo, sobre el régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos.

4.– Comunicar al Ayuntamiento donde se encuentre censado el perro los siguientes datos:

a.– La cesión, venta, muerte o extravío del animal en el plazo de 5 días, indicando su identificación.

b.– Los traslados permanentes o por un periodo superior a tres meses fuera del Ayuntamiento donde el perro esté censado, en el plazo de 5 días, indicando su identificación.

c.– El cambio de titularidad del animal en el plazo máximo de un mes desde su adquisición si en el momento de producirse ésta, el animal ya estuviera censado por su anterior propietario. Durante éste periodo las responsabilidades administrativas que pudieran recaer serán del adquirente.

d.– Si se trata de animales potencialmente peligrosos, el plazo para comunicar la sustracción o pérdida de estos animales será de 48 horas desde que se tenga conocimiento de estos hechos.

Comunicaciones del sistema de identificación

Leer detenidamente la siguiente nota remitida por nuestro colaborador, experto en temas de tanta importancia.

Ante la reiteradas consultas recibidas por todo ayuntamiento de las 9 provincias, es bueno recordaros las funciones y competencias de los Ayuntamientos en la elaboración-comunicaciones de SIACYL al Censo Canino y al Registro de Animales Potencialmente Peligrosos (Licencias Municipales de Tenencia) que en base a la ORDEN de la CONSEJERÍA DE AGRICULTURA Y GANADERÍAAYG/601/2005, de 5 de mayo, en su artículo


Artículo 4.º– Base de Datos del Censo Canino y de Animales Potencialmente Peligrosos de Castilla y León.

1.– La Base de datos se configura como instrumento que permita el seguimiento y supervisión de los animales de la especie canina siendo el único Registro Oficial de control de animales de compañía de la Comunidad Autónoma de Castilla y León.
 
2.–La Base de Datos estará generada por la actualización de los censos y registros que, de forma preceptiva, realicen los Ayuntamientos a la aplicación informática SIACYL (Sistema de Identificación de Animales de Compañía de Castilla y León).

3.– La Base de Datos contendrá dos secciones:

a) Base de datos del censo canino de Castilla y León. En ella figurarán los siguientes datos:

1.– Código de identificación.

2.– Raza. En caso de cruce de primera generación se especificarán las razas de procedencia.

3.– Sexo.

4.– Reseña o media reseña: capa, pelo y signos particulares.

5.– Aptitud.

6.– Mes y año de nacimiento.

7.– Domicilio habitual del animal.

8.– Nombre, domicilio y DNI del propietario.

b) Base de datos de Animales potencialmente peligrososde Castilla y León, con los siguientes datos:

1.– Todos los incluidos en el punto 3 apartado a) del presente Artículo.

2.– Datos del establecimiento de cría de procedencia, en su caso.

3.– Datos del centro de adiestramiento, en su caso.

4.–Revisiones veterinarias, de acuerdo con el artículo 23.4 del Reglamento de Protección de los Animales de Compañía de Castilla y León.

6.–Denuncias por agresión.

7.– La Base de Datos dependerá de la Dirección General de Producción Agropecuaria y su actualización se efectuará con los datos incluidos en los censos elaborados anualmente por los Ayuntamientos.

8.– El acceso y tratamiento de los datos contenidos en la Base de Datos se ajustará a lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal.

Artículo 5.º– Obligaciones de los Ayuntamientos.

1.– Corresponde a los Ayuntamientos establecer y efectuar un censo de los perros existentes en su ámbito territorial. En el censo figurarán los datos recogidos en el artículo 4. 3. a) de esta Orden. Igualmente, los Ayuntamientos deberán comunicar los datos referidos al Registro de Perros Potencialmente Peligrosos recogidos en el artículo 4. 3. b).

2.– Los datos del censo canino así como el Registro de Animales Potencialmente peligrosos y todas sus modificaciones, establecidos en los artículos 24 y 25 respectivamente del Decreto 134/1999, de 24 de junio, serán comunicados por los Ayuntamientos a la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León a través de la aplicación informática SIACYL. Para ello, la Dirección General de Producción Agropecuaria facilitará a cada Ayuntamiento una cuenta de acceso a la aplicación informática SIACYL y pondrá a su disposición los datos actualizados que ya figuren en dicha aplicación.

3.–Esta comunicación tendrá una periodicidad mínima anual y se realizará en todo caso antes del 31 de marzo de cada año. En el caso de tratarse de animales potencialmente peligrosos la comunicación se realizará en los 15 días siguientes a la fecha de presentación de la solicitud que realice.

Publicación de la Orden que regula las condiciones básicas de los centros de limpieza y desinfección de vehículos de Transporte de animales y de productos relacionados con la producción animal y se regula su autorización y funcionamiento

Por fin, aquí tenemos la Orden tantos años deseada y discutida, que tantos quebraderos de cabeza y dinero nos ha hecho gastar a nuestros rehaleros, con ella se pone fin a un periodo de la más absoluta indefensión al menos a las rehalas de Castilla y León, sujetos como estábamos a interpretaciones de todo tipo en la aplicación de la Ley Nacional.

ARRECAL en lo que la toca se siente satisfecha por haber encontrado en los miembros de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, personas capaces de entender y ofrecer un dialogo positivo en este tema, su director General y miembros de la Dirección siempre nos han escuchado y el resultado aquí está, ahora sabemos a qué atenernos, como algo que sale caliente de la imprenta, en los próximos días se analizara, con más detenimiento la Orden y  que comentaremos más ampliamente en nuestras Asambleas y Concentraciones.

Esto nunca debió de ocurrir nunca, la Ley Nacional en su día debió ser recurrida o al menos contestada ampliamente por las Asociaciones y Federaciones existentes, ARRECAL se fundó por los `problemas suscitados en hechos de todos conocidos, los resultados se palpan en el día a día de nuestros asociados, la unión del sector de las rehalas debe ser un hecho en todo el territorio Nacional, otras asociaciones incluidas como nosotros en la FEDERACION ESPAÑOLA DE REHALAS, así lo creemos y así trabajamos para mejorar las condiciones difíciles que a buen segura nos irán surgiendo.

Quedan aún flecos para tratar a posterior, en el dia de hoy ya tenemos cita para ver cpomo queda el Registro de personas Autorizadas y la documentación que avale el hecho de la desinfección que se realizara con los medios adecuados, “”””¡IN SITU!”””, reivindicación largamente cuestionada por demasiados y que esta orden recoge a la perfección.

Solo nos queda felicitar y felicitarnos por el desarrollo de esta Orden y desear que otras Comunidades encuentren positivo este desarrollo.

Descarga la Orden aquí: http://bocyl.jcyl.es/boletines/2013/03/06/pdf/BOCYL-D-06032013-2.pdf

Toda la legislación en la sección de Normativa: http://www.arrecal.com/index.php/normativa

ARRECAL - ASOCIACION DE REHALAS REGIONALES

La venta de las Reservas Regionales de Caza de Castilla y León

La Junta pretende ceder todos los procedimientos de adjudicación de cacerías a los propietarios de los terrenos

Hacienda de muchos, los lobos se la comen (Refranero popular)

Las Reservas Regionales de Caza de Castilla y León se crearon con la ilusión de conservar y promover determinadas especies que en un tiempo no muy lejano vieron muy mermadas sus poblaciones o estuvieron a punto de extinguirse en amplias zonas de nuestra geografía, y para alcanzar unos objetivos de densidad y aprovechamiento, incluida la donación de especies a otros lugares, todo ello ejercitando un aprovechamiento sostenible, social y tradicional, que actualmente fomenta la fijación de población en núcleos rurales y completa rentas en zonas deprimidas muy necesitadas económica y socialmente.

La titularidad de estos terrenos y su gestión corresponden a la Comunidad de Castilla y León, a través de la Consejería de Medio Ambiente.

En la actualidad las Reservas activas en nuestra Comunidad son las siguientes:

Reserva

Provincia

Hectáreas

Ancares leoneses

León

36.342

Fuentes Carrionas

Palencia

49.471

Lagunas de Villafáfila

Zamora

32.675

Las Batuecas

Salamanca

21.513

Mampodre

León

31.400

Riaño

León

78.995

Sierra de Gredos

Ávila

37.216

Sierra de la Culebra

Zamora

67.340

Sierra de la Demanda

Burgos

75.167

Urbión

Soria

115.895

Hubo un tiempo, no tan lejano, en que se hizo necesaria la intervención pública para poner en marcha medidas que devolvieran antiguos esplendores perdidos por siglos de uso abusivo y descontrol de la fauna y flora. Pasados estos difíciles años de reforestaciones y repoblaciones el proyecto se convirtió en realidad y ha venido cumpliendo con su finalidad esencial: “promover, fomentar, conservar y proteger determinadas especies, subordinando a esta finalidad el aprovechamiento de su caza”.

Actualmente está en fase de información pública el proyecto de Decreto por el que la Junta de Castilla y León tiene previsto modificar el régimen de regulación de estas Reservas Regionales de Castilla y León, trasladando toda la responsabilidad en el procedimiento de enajenación de la caza en estos terrenos a los propietarios de los mismos y eliminando así todos los cupos de caza (locales, regionales, nacionales y federados), menos el de propietarios.

Como Federación de Caza ya nos hemos opuesto presentando oficialmente a la Dirección General del Medio Natural una enmienda a este proyecto, considerando que la nueva regulación de las Reservas Regionales de Caza perjudicaría gravemente a los cazadores de Castilla y León, que se verían privados de cazar en estos terrenos a cuyo mantenimiento tanto están contribuyendo a través de las tasas de la caza, en beneficio del mejor postor, nacional o internacional, que se pueda permitir los precios de las subastas, sin control económico alguno por parte de la Administración.

Además, estamos convencidos de que la finalidad de estas reservas, que, como bien dice el proyecto, es “promover, fomentar, conservar y proteger determinadas especies, subordinando a esta finalidad el aprovechamiento de su caza”, se invertiría lamentablemente en un aprovechamiento de los rendimientos de la caza, subordinando para ello la promoción, fomento, conservación y protección de las especies por mucha tutela que se pretenda mantener desde la Administración.

No nos engañemos pretendiendo disfrazar con buenas intenciones el “mercadeo” con nuestro patrimonio natural que tanto daño causaría a nuestras Reservas de Caza y que se busquen argumentos para justificarlo cuando la única realidad es presupuestaria y económica.

Esta Federación representa y debe defender los intereses de los cazadores de esta tierra. La nueva regulación suena demasiado a dejación de funciones administrativas y a puesta en marcha de un plan privado para enajenar los cupos vigentes en favor de las empresas, con más ánimo de lucro que conservacionista.

La caza social y la igualdad de acceso a cazadores locales, propietarios, regionales o nacionales desaparecerá sin más.

En este nuevo modelo el mercado manda, pero mercadear con lo público nunca puede ser positivo. El único interés de los propietarios es económico, no social ni medioambiental, y esta regulación provocará una creciente presión de los mismos en su derecho a decidir sobre la gestión y aprovechamiento de los terrenos lo que puede suponer la desaparición sin más de nuestras Reservas de Caza.

No nos engañemos pretendiendo disfrazar de buenas intenciones la venta de nuestro patrimonio natural. Aún no es tarde para consensuar soluciones, ya que el verdadero problema radica en la financiación de las Reservas. Hacer viable la explotación de estos recursos es posible con consenso, nuevas fórmulas sin precipitación y políticos que asuman sus responsabilidades con amplitud de miras en estos momentos de crisis. No perdamos un tesoro de incalculable valor.

FEDERACIÓN DE CAZA DE CASTILLA Y LEÓN

GABINETE DE PRENSA

Subida de tasas

A veces, caza quien no amenaza, (Refranero popular español).

Ley 12/2001, de 20 de diciembre, de Tasas y Precios Públicos de la Comunidad de Castilla y León.

Artículo 5. Responsabilidades.

Las autoridades, funcionarios públicos, agentes u otro tipo de personal al servicio de la Administración General e Institucional de la Comunidad Autónoma que con dolo, culpa o negligencia graves exijan una tasa o un precio público indebidamente o adopten resoluciones o realicen actos que infrinjan la presente Ley o las demás normas reguladoras de esta materia, incurrirán en las responsabilidades que establece la Ley de la Hacienda de la Comunidad de Castilla y León.

Empezar un artículo citando una Ley puede parecer un tanto pretencioso en la forma, aunque distinto, si lo que contiene en el fondo, es una subida brutal en las tasas administrativas que los gobernantes de C y L. quieren cobrarnos.

El escándalo que supone lo pretendido por nuestros Administradores refleja la ineficacia y prepotencia que se refleja en sus medidas y que lo único que pretende es un afán recaudatorio, sin especificar antes, las causas razonables y racionadas que nos deben como administrados que somos, esta medida parece mas encaminada a menguar un colectivo como el nuestro que año tras año no hace sino perder miembros activos en nuestras filas, ya que si la crisis económica que tan brillantemente nos legan estos Srs. Han logrado que muchos cazadores hayan tenido que colgar sus aperos, tapan su ineficacia, con medidas a los colectivos que menos guerra les dan, aunque creemos que ya es hora de planteamientos mas beligerantes por nuestra parte, para conseguir  un tratamiento más honorable.

Las tasas a diferencia de otros impuestos, son tributos cuyo cobro a los contribuyentes solo se efectúa a los que utilizan un servicio prestado por la administración y no debe suponer una fuente ni de ingresos adicionales, ni un coste para la propia administración.

Esto está previsto que se consiga, exigiéndose que para calcular el importe de una tasa sea preceptivo la confección de un presupuesto previo que dividido entre la previsión de usuarios determine el importe unitario o en su caso el % a aplicar.

Difícilmente en los momentos actuales se justifica un incremento de las tasas justificando los incremento de costes, porque lo que debería ser su principal componente, los salarios de los funcionarios encargados de tramitar las licencias, no solo se han congelado sino que disminuirán por la eliminación de la paga de navidad.

De existir una justificación para el incremento pretendido a modo de justificación autoritaria, solo puede venir por  la drástica disminución del numero de Licencias expedidas, lo que ni mucho menos es causa, porque en cualquier empresa la disminución de la carga de trabajo, se compensa con la disminución del numero de trabajadores a ella dedicados.

A esto habría que añadir que la informatización acometida desde hace unos años en los trámites de expedición debería haber trasladado al precio de la licencia la disminución de su coste de expedición lo que no se ha producido.

Como en muchos otros casos de tasas y precios públicos los incrementos anuales se realizan con el fin de cuadrar un presupuesto obviando siempre la necesaria justificación del trámite de determinación del presupuesto de gastos y previsión de ingresos.

Por lo tanto, nos duelen prendas para decirles que una vez mas, obtener la Licencia de Caza en C y L. no deja de ser imposible para los cazadores ya que obligados como estamos a pagarles su extraordinarios y abundantes sueldos, que con tantos y tantos recargos, tasas, gravámenes, y los que les ocurra , impide a muchos cazadores disponer del estipendio necesario para pagar, renovaciones, exámenes, licencias, cotos, armas , cartucheria, desplazamientos, piensos, perros, seguros de carreteras y mil agravios mas disponer cuando menos de unas pocas jornadas de caza al año sujetas a planes técnicos del todo ineficaces, estos pocos días de caza y ninguna pieza por el nulo control en nuestros campos en las actuaciones agrarias exterminadoras de nuestra fauna, que permiten estas Autoridades que nos lo cobran todo, y mil agravios mas, que son incapaces, y además ineficaces en poner freno a una naturaleza mucho mas  amenazada por la propia administración  que con negligencia y dejadez en sus funciones en temas tan básicos desvían la atención hacia otro lado, como  podemos comprobar los cazadores, que como tontos, seguimos aportando cantidades ingentes en la conservación del medio.

Nuestro deseo por salir al monte no nos nuble nuestra capacidad de ser beligerantes con la Administración, vuestra opinión nos da un mandato claro a la Federación de Caza de Castilla  y León. defender a ultranza la congelación de las distintas tasas mientras no nos den una opinión razonada y se incluyan en la Ley de Acompañamiento presupuestario de la Comunidad, ya que después de tantos despidos de funcionarios, rebajas salariales, aumentos de impuestos y nuestros Srs. Políticos no  prediquen ellos con el ejemplo y sigan en el carro de la abundancia y el despilfarro no serán escuchados por una masa tan importante como la nuestra harta y hastiada de sus cañonazos a nuestras vidas.

FEDERACION DE CAZA DE CASTILLA Y LEÓN.

Felipe Vegue.

Banner03